230 millones de euros ha pagado la norteamericana Take-Two por la ‘startup’ española Social Point. Es el penúltimo caso de “éxito” en el ecosistema emprendedor. La empresa emergente de videojuegos fue fundada en Barcelona en 2008 y el año pasado consiguió ingresar 84 millones de euros. Dragon City es el producto estrella de la casa, un videojuego que está arrasando en Facebook y que cuenta con aplicación para móviles y ‘tablets’. Pero el caso de Social Point no es la única venta millonaria que se ha producido recientemente. La compra de Privalia fue el gran pelotazo de 2016. La francesa Vente-Privee desembolsó 450 millones de euros por este ‘outlet’ de comercio electrónico. La adquisición de Ticketbis por parte de Ebay (165 millones) y la venta de La Nevera Roja a JustEat (76 millones) fueron otros de los movimientos de capital más destacados.

En muchas ocasiones, llegamos a conocer la historia de estas ‘startups’ justo cuando se han vendido. Pero no todos los emprendedores buscan estas operaciones en el mercado. Carlos Jiménez es el CEO de Valeet y considera un “error creer que la venta es el éxito de una ‘startup’. Porque el éxito de una ‘startup’ es solucionar un problema”. Y añade: “Si haces una empresa que no vale nada y no soluciona nada  no tiene ningún sentido. El éxito es encontrar un producto, lanzarlo al mercado y satisfacer necesidades de otros. Si bien es cierto que cuando tienes esa fórmula es más fácil llegar a más personas tanto para poder invertir como para vender”.

Fuente: http://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/startups/Vender-vender-triunfa-startup_0_996200811.html

Advertisements