“La industria 4.0 hace que los bajos costes de mano de obra dejen de ser una ventaja competitiva fundamental. La ventaja dependerá de las infraestructuras, de los costes de energía y, sobre todo, de las personas y de su capacidad de trabajar en equipo y asumir riesgos”, afirmó el presidente del Grupo Mondragon, Iñigo Ucín, que indicó que “la industria 4.0 y la digitalización es un sí o sí, y el que no esté ahí no va a estar” en el futuro. El máximo responsable del grupo cooperativo vasco señaló que los cambios en la industria no son una novedad “siempre ha habido, el problema ahora es la velocidad del cambio, cada vez más acelerado”. Y esto, indicó, va a ser “un peligro para las personas y las empresas”.

La representante de LKS recordó que “la industria 4.0 no es una moda, viene para ser fundamental en el futuro” pero dejó claro que las nuevas tecnologías “no pueden sustituir a las personas”.

En este sentido, Ucín puso los pies en el suelo al recordar el pequeño tamaño de la industria vasca por lo que abogó por “aumentar la colaboración entre las empresas vascas para poder afrontar la globalización”. El presidente del Grupo Mondragon señaló que las posibilidades que aporta la digitalización “están reduciendo los puestos de trabajo, pero puestos, la mayoría de ellos, de poco valor añadido, fatigosos, duros y monótonos”, mientras que, por otro lado, “se generan otros empleos más creativos y tecnológicos que exigen otro tipo de personal”.

Fuente: http://www.noticiasdealava.com/2017/05/20/economia/mondragon-afirma-que-en-la-industria-40-el-bajo-coste-laboral-pierde-importancia

Advertisements