La introducción de materiales compuestos en la industria aeronáutica con el objetivo de fabricar aeronaves más ligeras, menos contaminantes y más eficientes en términos energéticos, conlleva la puesta en marcha de sofisticadas técnicas de inspección de materiales o piezas para detectar sus fallos mediante inspección no destructiva. Además, en la actualidad, los rigurosos requisitos de calidad de la industria aeronáutica implican la inspección del 100% de las piezas que se fabrican.

CRO-INSPECT es el nombre del proyecto de investigación europeo (que arrancó en septiembre de 2016 y finalizará en agosto de 2019) cuya misión es optimizar estos procesos mejorando la inspección de los alerones del avión, incorporando tecnología robótica y técnicas avanzadas de ultrasonidos mediante ondas guiadas, que permiten detectar defectos en áreas del componente que son difíciles de ver y acceder.

Además del centro tecnológico vasco IK4-TEKNIKER, que lidera el proyecto, el consorcio responsable de la ejecución del proyecto está integrado por IK4-LORTEK y la empresa TECNATOM, especializada en servicios de inspección e integridad estructural de componentes. Con unos resultados esperados de hasta un 40% en la reducción de los ciclos de verificación, los participantes en el proyecto cuentan con una financiación de 350.000 euros procedente de la Unión Europea.

Fuente: http://www.ticbeat.com/tecnologias/la-robotica-colaborativa-solucion-para-la-inspeccion-aeronautica/

Advertisements